La historia un mito descapotable

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La historia un mito descapotable

Mensaje  Golfete el Miér Abr 11, 2012 9:34 pm

El éxito comercial del VW Golf durante la década de los 70, estaba asegurada por la amplia gama de modelos disponibles. En 1979, se agregó a la familia VW Golf, una nueva versión carrozada por Karmann, que hoy día, continua siendo la inspiración de muchos convertibles que han salido después.

El éxito y el carácter de mito que alcanzó el GTi ayudaron y arrastraron como un torbellino al resto de la gama Golf. A unos más que otros, claro es. En el caso del cabrio, aparecido tres años más tarde, en 1979, el acicate que suponía su carrocería abierta permitía augurarle una carrera comercial brillante y, más aún, un hueco entre ese tipo de coches que tarda tiempo en pasar de moda, y que cuando lo hace, se asoma entre las siguientes generaciones como alternativa diferente, fuera de la norma y de lo socialmente establecido.

Haciendo un poco de memoria nos remontamos hasta 1973, año del descalabro económico que convulsionará, entre otras, a la industria automovilística. Principalmente, ese tipo de automóvil, considerado de capricho, vio como su futuro se ennegrecía radicalmente a consecuencia de la crisis del petróleo. Los fabricantes arrinconaron en los talleres los proyectos de cupés superdeportivos y de descapotables, en aras de dar con la berlina más económica -en el amplio sentido del término- y mejor adaptada a las necesidades básicas de locomoción que el cliente requería.

Los descapotables casi llegaron a desaparecer de los catálogos. Pero en su caso, además de las cuestiones económicas y energéticas, se sumaban las severas medidas de seguridad impuestas por ley a este tipo de vehículos en Estados Unidos, su mercado preferente. Apenas los postreros y descafeinados MG B, Triumph TR6 y TR7 y Morgan , y los Alfa Romeo y Fiat Spider soportaron el envite. De aquéllos sólo el Alfa y el Morgan perduraron.

Y cómo no, ahí se mantenía incombustible y eterno el Volkswagen cabrio, construido ininterrumpidamente desde 1949 por Karmann. Era demasiado tiempo o eso parecía, porque en 1976 este carrocero de Osnabrück presentó a los de Wolfsburg un prototipo descapotable sobre la base del Golf, y tres años después, el Escarabajo le cedía paso en la cadena de montaje.

Volkswagen consideró que era el momento de crear un nuevo descapotable tan carismático como el Escarabajo Cabrio. El pequeño Golf ya llevaba cinco años en el mercado y era el referente a seguir el segmento de los compactos, así que, aprovechando el tirón los de Wolfsburg presentaron el Golf Cabrio.

Como hiciese antes el GTi, el Golf Cabrio MkI marcó un estilo y se convertía en el primer descapotable derivado de un turismo bestseller, y como tal, heredaba sus comodidades, amplitud (4/5 plazas) y economía, y de rebote un aval comercial inmejorable. Respecto a esto último, las siguientes cifras hablan por sí solas: 14 años en producción sin cambios sustanciales -sobreviviendo inalterado a la regeneración de la berlina en 1983 (Golf MkII)-y casi 400.000 unidades vendidas.

Hay algo que casi nadie sabe: el primer prototipo de ‘Generación Yo’ (Generation I) del VW Golf Cabriolet – como el nuevo Golf Cabriolet , no tenía barra antivuelco fija. Esa es razón suficiente para una breve reseña histórica y una mirada más de cerca el primer prototipo de la década de 1970. El descapotable se creó en Karmann en Osnabrück. Hoy en día, las plantas pertenecen a Volkswagen. Así que, como todas las generaciones anteriores, el nuevo Golf Cabriolet volverá a ser producido en Osnabrück.

Un salto atrás en el tiempo: el Golf experimenta un lanzamiento excepcional en 1974, y en 1976 el modelo de formación se amplía con la IMT, que más tarde se convertiría en legendario, así como un modelo pionero de diesel. En el mismo año, quedó claro que el Golf la tormenta del último bastión del Escarabajo – en versión descapotable. “Tan pronto como el Golf apareció en la escena, Karmann entró en conversaciones con Volkswagen sobre el desarrollo del prototipo descapotable. Al mismo tiempo, Volkswagen comenzó su trabajo de estudio”, recuerda Antón Konrad, quien fue director de relaciones públicas de Volkswagen en aquel entonces. Un descapotable basado en un compacto? A pesar de que el segmento de los descapotables de cuatro plazas fue tan bueno como muerto en Europa desde el final de la década de 1960? Esto no era en realidad una apuesta arriesgada, sino que era un paso lógico, de acuerdo con Klaus Bischoff, Jefe de Diseño de la marca Volkswagen hoy: “Sólo los mejores coches que se destacan de las masas son candidatos viables para un descapotable Y es que. Por qué el Golf I – en ese momento el modelo de Volkswagen más expresivo – tenía el poder de infundir nueva vida al segmento “.

En diciembre de 1976, el primer prototipo fue creado en Karmann, que tenía la intención de asumir este papel. El descapotable blanco tenía la tapa del maletero angular de la berlina, su primera piedra fue el pliegue famoso del pilar C escrito por Giorgio Giugiaro, el diseñador del primer campo de golf. “Al contrario que en el Escarabajo Cabriolet, el parabrisas y la ventana triangular También se adoptaron a partir del modelo base aquí. Por último, el Golf Cabrio tuvo que ser vendido a un precio atractivo”, explica Rüdiger Folten, miembro del equipo de diseño de Volkswagen desde 1973. Incluso sin un techo fijo, el prototipo de la A1C – el nombre del coche código interno – mostro todos los rasgos clave del Golf.

El diseño mecánico de la parte superior apilado muy plana en la parte trasera corta – pero a un precio que sólo es justificable en prototipos. Esto se debe a la gran ventana de cristal trasera que se sujeta a lo largo de su borde inferior con bisagras y simplemente se dobla hacia dentro cuando el techo está abajo. Las ventanillas laterales traseras deberán poner en marcha por completo, y una figura muy buena con sus marcos de cromo cuando está totalmente puesto hacia arriba. Sin embargo, todos estos aspectos son secundarios notas en comparación con la característica que le dio el modelo de producción su apodo: el “mango”.

Entonces, ¿cómo hizo el roll bar abrirse paso en el modelo de producción más adelante? Anton Konrad da la respuesta: “.. En ese momento, la seguridad del vehículo fue un tema destacado en Volkswagen Nuestro jefe de desarrollo en el momento, el profesor Ernst Fiala, más tarde fue conocido como el” Padre de la seguridad “, insistió que la barra se instalara , en parte, con la mirada puesta en la futura legislación en los EE.UU. “.

Como acotación al margen, el prototipo roll bar-free alberga un interesante secreto escondido detrás de la parte trasera …paneles de ajuste de alta resistencia son roscados para el montaje de una barra estabilizadora; desde el principio, las pruebas fueron realizadas en ambas versiones, y al final una versión modificada con una barra antivuelco prevaleció. Cuando los primeros modelos de producción salieron de la línea de montaje de Osnabrück, en junio de 1979, el descapotable miró como si hubiera sido arrojado desde un solo molde: tenía un techo de diseño elaborado pero sin complicaciones con 5 capas de tela-alineada en la parte superior, una superficie lisa y atractiva en su parte posterior, y ofreciendo un montón de diversión al aire libre con 4 asientos de tamaño completo a un precio asequible. Al mismo tiempo, Karmann siguió para construir el Escarabajo Cabrio durante unos 6 meses más. Eso se debe a que cuando la noticia de su inminente desaparición dio la vuelta, hubo un aumento enorme de los pedidos. “La comunidad Escarabajo incluso se reunió durante una procesión fúnebre en Wolfsburg,” dice Anton Konrad. Envió un stand de embutidos a los manifestantes en lugar de seguridad de la planta, e invitó al portavoz de los amigos del escarabajo de una prueba de conducción en el Volkswagen Golf Cabrio. En pocas palabras: “Estaba sorprendido de lo mucho más avanzado técnicamente que era su querido Escarabajo”.

El resto es historia: el Golf Cabrio que fue un éxito mundial, con ventas totales de 388.522. Y por el momento en que fue sustituido por el Golf Cabrio III (1993), las discusiones de la barra antivuelco adquirieron un nuevo tono. El hecho es que el “mango” ha madurado mucho desde una simple molestia a un elemento de estilo estético – y el prototipo roll bar libre quedó en la mesa de dibujo. Hasta el 1 de marzo de 2011. Es entonces cuando Volkswagen presentó el nuevo Golf Cabriolet en el Salón del Automóvil de Ginebra – sin barra estabilizadora, gracias a la implementación de módulos de renovación automática de protección. Y que, si se quiere, ennoblecido el prototipo de los primeros prototipos VW Golf Cabrio en 35 años.

En la actualidad, el Golf Cabrio ofrece suficientes argumentos para empezar a considerarlo ya como una opción de compra y de conservación. El principal quizá sea la posibilidad de disponer de un descapotable de los de antes a un precio módico. ¿Cuántos modelos encontramos en el mercado por menos de 6 mil Euros? Y ahora viene la segunda parte de la pregunta: ¿Cuántos tienen la polivalencia y la capacidad de desenvolverse en el trafico de hoy día, y sin miedo a que un percance obligue a mantenerlo en dique seco durante meses y meses por que no se encuentra la pieza necesaria o quien lo repare? Si hacemos bien las cuentas, poco a poco iremos estrechando el círculo hasta que por uno u otro motivo la mayoría de los candidatos se haya descartado.

el Golf hace gala de la afamada robustez y fiabilidad germana. Siguiendo el programa periódico de revisiones, cambios de líquidos y correas y puestas a punto, los motores suelen soportar 150.000 Kilómetros sin problemas. Los profesionales recomiendan, por ejemplo, cambiar la correa de distribución cada 40.000 Km y utilizar aceites de buena calidad sobre todo en las versiones más potentes, que admiten regimenes elevados.

Estructuralmente tampoco plantea excesivos quebraderos de cabeza a quien posea o busque poseer uno. Los puntos críticos en los Cabrios se centran en las zonas reforzadas. Conviene inspeccionar y reparar bien, en caso de golpe, los estribos laterales y la viga delantera. Los anclajes de las torretas de suspensión, el perfil inferior del marco del parabrisas y la parte interna donde se aloja la capota son lugares propensos a la corrosión.

Sin lugar a dudas, el tratarse de un convertible creado a partir de una berlina le supone un valor añadido desde el punto de vista práctico. Por ejemplo, las incomodidades inherentes a los bajos y estrechos Spider biplazas diseñados ex profeso están superadas en su carrocería amplia y alta, aportando ventajas respecto a los anteriores, o sea, un fácil acceso a los asientos, una postura elevada, una visibilidad exterior perfecta y un gobierno cómodo de los elementos de la conducción. Por otro lado, el accionamiento de la capota esta tan bien estudiada que una sola persona puede plegarla y desplegarla fácil y rápidamente. Además presenta un ajuste sobresaliente en cualquiera de las dos posiciones. Otro capitulo que obtiene buena nota en este apartado se refiere a las plazas posteriores, cuya habitabilidad casi consigue las misma cuotas y el acomodo que en la berlina. En su descargo, y aunque sobre el papel este asiento este homologado para tres personas, el diseño y el espacio real son para dos.

Estructuralmente esta versión nacía a partir de la carrocería autoportante común a todos los Golf. Luego, Karmann, le reforzaba los puntos mas sujetos a las fuerzas de torsión: Los estribos inferiores de las puertas, los montantes del parabrisas, la estructura transversal que soporta el salpicadero, y los extremos anteriores y posterior del propio bastidor; y remataba el trabajo soldando esa característica y robusta barra antivuelco.

El Cabrio y el GTI no solo parten de idéntica base, sino que comparten esa exclusividad y ese estilo propio que los hace característicos. En el apartado mecánico, hemos de volver a compararlos, pues para empezar la versión original del descapotable equipaba el motor del legendario deportivo: el cuatro cilindros de 1,6 litros, inyección Bosch K-Jetronic y 110 CV. Sucesivamente le irían incorporando otras variantes desde 1,1 (52) CV, a 1,8 litros (112 CV), con carburación o inyección.

El Golf Cabriolet impone un Nuevo record mundial : En 1991 Se convierte en el Convertible mas vendido de la historia.

Abril 23,1993
Los ultimos Golf I Cabriolet salen de la linea de ensamble. Segun Karmann, un total of 388,522 Golf I Cabriolets fueron construidos durante los 14 años de produccion.

Diseñado por Bertone y fabricado por Karmann, consiguió mantenerse en producción hasta que fue sustituido en 1.993 por el Golf III Cabrio (jamás existió un versión descapotable del Golf II).

El total de ventas en USA fue de mas de 100,000. Los mejores años para estos convertibles en USA fueron de 1984-1988, durante los cuales se vendieron mas de 10,000 unidades por año

Total en 1979: 11,795

Total en 1980: 25,982

Total en 1990: 37,561

Total en 1991: 38,953

Total desde Enero 1979 a Abril 1993: 388,522



avatar
Golfete

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 26/03/2012
Edad : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.